“El Diseño (0,0) actúa sobre estos 3 valores como si fueran vectores es decir, tienen una magnitud, un sentido y una dirección (X, Y, Z), la variable (n) es el nivel de atención o especialización dentro de la empresa, las coordenadas de esta variable en una empresa determina la importancia, la relevancia y la dirección, que tiene el Diseño. ¿En qué coordenada se encuentra su empresa?”

(Articulo Tomado de mi antiguo Blog https://pensandoendiseno.wordpress.com , tambien publicado en http://reddesignsystems.com/blog)

​El concepto de Diseño ha sido usado constantemente para referirse a cualquier ejercicio donde exista un acto creativo. Sin embargo, la definición de la palabra diseño ha sido muy variable en su perfeccionamiento, pasando de ser simples artes aplicadas, o el embellecimiento externo de los productos, a una disciplina que genera sus propios conocimientos, discursos, técnicas y reglas.

Pero, ¿Por qué el concepto de diseño, que parece un asunto de artistas e idealistas, es usado cada vez más por gerentes, empresarios y emprendedores?, según Xenia Viladez, escritora y consultora en gestión de diseño para empresas, podemos identificar tres aspectos empresariales donde el concepto de diseño es fundamental.

PRODUCTO Y/O SERVICIO
El Diseño actúa como una herramienta que permite crear todas las condiciones necesarias para que los productos y/o servicios, sean estos virtuales o físicos, se configuren en productos viables, innovadores, y sustentables. El diseño en una empresa se encarga de darles forma y función a los productos y/o servicios para que cumplan una necesidad o un deseo de un cliente (facilidad de uso, estética, navegabilidad, calidad, etc.), tratando que todo esto se acople a los sistemas de producción de la empresa (recursos, costos, desarrollo, rentabilidad, etc.).

El diseño para empresas configura todas las características necesarias para desarrollar productos y servicios innovadores que generen valor agregado.

COMUNICACIÓN
El diseño para una empresa, al tener como característica principal la capacidad metodológica para proyectar una necesidad a futuro, puede resolver factores puntuales de la comunicación interna y externa en una empresa. Cada grupo de interés en la empresa tiene una cultura y valores diferentes. Con un adecuado manejo de la Imagen Corporativa de la Empresa, la expresión del mensaje que quiere mostrar la empresa podrá ser acertada e intuitiva. De esta forma, el diseño en una empresa siempre será fundamental para persuadir, fidelizar y expandir las relaciones con proveedores, accionistas, clientes, prospectos, e incluso con aquellas personas que aún no conocen la marca.

ESPACIO
Por espacio entendemos el “punto de contacto” con el cliente; puede ser una gran superficie, una oficina, una pequeña tienda o incluso nuestra página web o aplicación web. Configurar estos espacios para diseñar experiencias con los clientes cuando se entre en contacto con ellos, es un aspecto que generará un gran impacto en la diferenciación de la empresa.

El valor agregado ya no está ligado únicamente a los productos y/o servicios, las experiencias, emociones y vínculos que se puedan crear alrededor de ellos es lo que impulsará a un prospecto a tomar su decisión de compra.

El Diseño es una herramienta muy poderosa para la conformación de una estrategia de negocio, en donde puede actuar como eje de innovación y generador de valor agregado. Además, no es sólo útil para darle un buen “look” a los proyectos, sino también para engranarse dentro de los procesos gerenciales y de desarrollo, como la generación de nuevos productos y servicios, nuevas maneras de comunicarse y mejores formas de ponerse en contacto con nuestros clientes.